Mecenazgo y microdonaciones

Posted on

He oído últimamente hablar bastante de conceptos como el mecenazgo y las microdonaciones como vías para financiar la investigación.

En una cosa estoy de acuerdo, desde mi humilde punto de vista, que se han acabado los tiempos en que la ciencia era financiada en su mayoría por fondos públicos. Nos guste o no los fondos públicos están agotados y será difícil recuperar el nivel que había hasta ahora. Estamos ante una época de profundos cambios y así coinciden muchos expertos, si bien es totalmente cierto que necesitamos la investigación y la innovación y que éstas son motores del país y que nos deben ayudar a salir de la crisis.

Hay modelos como el anglosajón que parece que se han adaptado hace ya un tiempo a un escenario similar al descrito, es decir, un modelo en el que los fondos públicos ya no son la principal fuente de financiación de la investigación. Es entonces cuando aparecen estos conceptos que no son nada nuevos. Durante nuestra historia, el mecenazgo ha sido una fuente importante de financiación al desarrollo y la innovación.

Es importante que tanto empresas, instituciones y particulares con recursos, vean en el mecenazgo y las microdonaciones una manera de invertir en progreso y en avances científicos y ver las ventajas que todo ello conlleva y que les reporta. Las empresas deberán ver que tienen una fuente muy importante de conocimiento en las universidades e instituciones de investigación y que esos conocimientos les ayudarán a evolucionar e innovar. Así mismo, las universidades e instituciones deben darse cuenta que el contacto con el tejido productivo también les reporta mayores conocimientos y un contacto directo con las necesidades que se producen. Todo ello sin olvidar que existe una parte de investigación básica que también es necesaria.

En España existe un gran talento y deberíamos empezar a movernos en este sentido, para evitar que ese gran talento que existe “emigre” hacia otros países.

Anuncios

Un comentario sobre “Mecenazgo y microdonaciones

    Joaquin Sevilla escribió:
    2 julio, 2012 en 9:41 am

    Puede ser que los tiempos de la financiación pública de la ciencia se estén acabando… ¿Por qué no volver al renacimiento? A fin de cuentas gloriosos momentos de las ciencias y las artes se han vivido para entretenimiento de nobles y cortesanos.

    Sin embargo, el período histórico más feraz en cuanto a desarrollo científico tecnológico y a su impacto en la economía y en la sociedad en general ha sido el que comenzó en el proyecto Manhatan y dura hasta hoy, el período en el que se profesionalizó la actividad científica y se financió con el esfuerzo equilibrado de todos los ciudadanos (i.e. el estado).

    La sustitución de la financiación pública por el mecenazgo en la producción científica es posible (quizá hasta probable, como dices), pero será otro modelo, con otra estructura y otro rendimiento. A mi, en principio, no me parece nada deseable.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s