Últimas Actualizaciones del Evento

¿La I+D prioridad estratégica o política?

Posted on

En España se está dando mucha importancia, y aciertan, al hecho que la I+D es una prioridad estratégica, pero la realidad es que la investigación científica y la innovación o la financiación universitaria, o cualquier plan de infraestructuras, o las ayudas al desarrollo industrial, se diseñan junto a actuaciones plurianuales y las convocatorias regladas quedan en suspenso en la mitad de un plan plurianual por procesos electorales o cambios de gobierno.

Mientras la política esté por encima de las acciones sobre la I+D en España, será dificil poder alcanzar los objetivos que el EEES o el EEI proponen para poder hacer de España y de la UE un país competitivo y ponernos al nivel del resto de países de la UE.

¿Universidades investigadoras?

Posted on Actualizado enn

Me ha llamado la atención la investidura como doctor Honoris causa por la Universidad Pontificia Comillas de Charles M. Vest, cuando al pronunciar su lección doctoral “La enseñanza y la investigación en la ingeniería para hacer frente a los retos del s/XXI”, precisamente destacó algunos de los temas que he comentado referentes a la investigación universitaria. Creo que él es un referente que habría que tener en cuenta en estos temas (dada su relación con el MIT). Además introduce un concepto que creo que es relevante, habla de las Universidades investigadoras, quizás toda la privatización de la que se está hablando puede ser simplemente que algunas universidades deberán especializarse en el sentido que aparezca este concepto (que en EEUU es más frecuente) que es el de una Universidad que se especializa en algún tipo de investigación, así las empresas saben donde pueden invertir su capital de riesgo con garantías de éxito.

Vest es ingeniero mecánico por la Universidad West Virginia y doctor por la Universidad de Michigan, es presidente de la academia nacional de ingeniería de EEUU y presidente emérito del MIT donde también es profesor de ingeniería mecánica. Durante su mandato como presidente del MIT (1990-2004), puso especial énfasis en la mejora de los estudios de grado, exploró nuevas formas de relación entre la investigación y la educación y desarrolló fuertes relaciones con la industria y el tejido social.

En su lección doctoral destacó:

Docencia e investigación tienen que estar estrechamente ligadas (aprendizaje a través del descubrimiento, la enseñanza y la exploración del pasado y atraer, cuidar y dar mayores responsabilidades a los profesores ya que la calidad de una Universidad se mide por la de sus docentes).
La importancia de la innovación y el progreso tecnológico en el desarrollo económico: los avances más importantes surgen casi siempre de la investigación universitaria. La unión de Universidades con espíritu emprendedor unidas a un entorno de capital de riesgo, dan como resultado empresas como Google o el desarrollo de industrias como la biotecnología.
El papel que deben desempeñar en este momento las universidades investigadoras en EEUU, Europa y Asia es aún más crucial. La razón es que debemos volver a una economía real que produce productos y servicios reales que tienen valor para las personas reales.

Al final, dio una visión positiva de la conjuntura actual (algo que es difícil de escuchar hoy en día), diciendo que los investigadores del futuro harán de la tierra un lugar habitable con desarrollo de sistemas y economías sostenibles, mejorando la salud humana, etc…

¿Qué se cuece tras bolonia?

Posted on

Con tanto revuelo que se está armando con Bolonia y la supuesta privatización de la Universidad, he decidido estudiar sobre el tema para ver qué se cuece realmente. He investigado sobre las políticas que está definiendo el MICINN en España, así como las políticas a nivel Europeo y mundial. Realmente, creo que el tema clave está relacionado con el cambio que se quiere realizar en la Universidad a nivel de Investigación, donde se quiere promover la colaboración entre el sector público (universidades) y privado (empresas). Por el momento, no he visto que este cambio se quiera aplicar también a nivel docente en la Universidad, es decir, no veo realmente una privatización de la Universidad en este sentido, aunque sí quizás a nivel de Investigación. Como siempre el tiempo dirá si esta posible privatización de la Investigación universitaria es realmente provechosa o no (siempre que se aplique a una parte de la Investigación universitaria, a la Investigación aplicada, la que genera innovación, quizás si. En cambio si se quiere en cierta forma, eliminar la investigación básica o aquella que se hace sin un fin concreto, aquella que lleva a cabo un investigador con su idea, entonces quizás si que hablamos de una privatización de la Investigación universitaria).
Al estudiar las políticas, he visto que realmente aquellos países que tienen en cuenta a sus investigadores en el momento de definir sus políticas, estrategias de financiación, becas, etc…; que tienen unas buenas estructuras tanto gubernamentales como no gubernamentales dedicadas a la Investigación que fomentan la movilidad y formación de sus investigadores; que son capaces de hacer interactuar al sector privado y a la sociedad en general con la Universidad; y, claro está, que tienen una buena inversión en I+D+I; son países que suelen lograr bastantes éxitos a nivel de investigación e innovación y son reconocidos por ello. Uno de estos casos (por hablar de la UE), es Suecia, que tiene un esquema de este tipo. También hay casos más evidentes (que son las actuales líderes I+D+I), como son Estados Unidos y Japón.Supongo que por todo ello, las políticas y estrategias que se están elaborando actualmente: El Plan nacional de I+D+I (en España), el Espacio Europeo de Investigación, la Estrategia de Lisboa entre otros, se están alineando con lo comentado anteriormente, pero pienso que si se realiza correctamente, al contrario de lo que pueda parecer, no se trata de una privatización de la Universidad y puede convertirse en una oportunidad para que la UE se sitúe como una potencia o un referente a nivel mundial en Investigación.
De todas maneras, la triste realidad, al menos por el momento en España, es que un Investigador lo tiene realmente difícil para desarrollar su carrera investigadora y es por ello que la mayoría de “talentos” se marchan y es difícil que vuelvan. Creo que es un mal principio para poder aplicar todas estas políticas que, de momento, parecen más unos ideales o unas utopías que una realidad.