Investigación

Los investigadores ya no son lo que eran…

Posted on Actualizado enn

Todavía está en el recuerdo de muchos, la idea de un investigador: un ser que, encerrado en su laboratorio, hacía “cosas raras” e incomprensibles para los mundanos… Un ser desconocido del que muy poco sabíamos y que solo veíamos muy de vez en cuando y, en general, no sabíamos qué hacía a menos que realizara el descubrimiento del siglo o ganara un premio Nobel. Bueno, quizás exagero un poco, pero vamos…no tanto…

arquetipo_del_cientifico_loco

Por suerte, los tiempos han cambiado y una nueva (o no tan nueva) hornada de investigadores, nos están deleitando con la ciencia. Estamos descubriendo auténticos divulgadores de la ciencia que, incluso, nos hacen reír con ella. Sí, si, reír, ¡es fascinante!.

No hay más que ver algunos ejemplos que a mi me llaman bastante la atención, como son: Joaquín SevillaJ.M. López Nicolas,  y J. M. Mulet, por poner algunos ejemplos.

Por supuesto, todos ellos tienen su blog, su cuenta en twitter, etc…siendo muy visibles en las redes sociales, premisa indiscutible de esta nueva forma de divulgar ciencia.

A Joaquín Sevilla lo conozco personalmente y qué decir tiene que, a parte de ser un gran profesional y persona, sabe divulgar la ciencia de una forma muy amena y entretenida.

Ya que hablo de Joaquín, empezaré con él y con su iniciativa de ciencia en el Bar, de la que ya he hablado otras veces, pero es que me parece una genial iniciativa a la par que original y divertida.

En ella, intenta desubicar la divulgación de la ciencia de sus lugares más habituales: el aula, el laboratorio o el escenario de un congreso, y realiza divulgación en un Bar, sí, en un Bar. Aquí tenéis un ejemplo:

¿interesante, no?

Otro caso claro es la última edición de Naukas.

Naukas (antes Amazings.es) es el proyecto de Miguel Artime (Maikelnai’s), Antonio Martínez(Fogonazos), José Cuesta (Inercia Creativa) y Javier Peláez (La Aldea Irreductible) quienes han unido sus fuerzas para realizar la mayor plataforma online de divulgación científica en español. Cada año, organizan una conferencia llena de ponencias cortas llenas de escepticismo, ciencia y humor ofrecido por divulgadores relacionado con la plataforma Naukas, según ellos mismos lo definen.

La pasada edición que ha tenido lugar el 16 y 17 de septiembre en Bilbao, es un claro ejemplo de esta nueva marea de investigadores que, ¡por fin, nos hacen entender esto de la Ciencia!

A destacar dos de las presentaciones, entre las muchas que hubo que son, precisamente, las de Joaquín Sevilla, que explicó cómo vuelan los aviones. No se le ocurrió nada más, que solo salir, empezar a lanzar aviones de papel a ver cual volaba más alto. ¡Obviamente, captó de inmediato la atención de todos los asistentes!

Por otro lado, J.M. López Nicolás, deleitó a los asistentes con algo tan llamativo como explicar la física a través del Fútbol, si, si, del Fútbol. Muy interesante:

Podéis ver la presentación aquí

Por último, hablar del “inclasificable” (desde el cariño), J. M. Mulet, donde nos acerca la ciencia desde una visión mucho más crítica y, a veces, transgresora, pero desde un peculiar sentido del humor que realmente llama la atención y encuentro también muy interesante.

Mulet, ha escrito varios libros sobre alimentos transgénicos, sobre las verdades relacionadas con los productos “milagrosos” (que muchas veces no lo son), que nos intentan vender, etc.. la verdad que muy interesante. ¡Yo ya le he comprado más de un libro!.

Y esto solo son algunos ejemplos de como ha cambiado el mundo de la Ciencia y cómo nuestros investigadores, hacen grandes esfuerzos para que su trabajo llegue a todo el mundo, a mi personalmente me parece genial y felicito a todos estos “nuevos divulgadores” por el excelente trabajo que están haciendo, a la vez que aplaudo iniciativas como Naukas.!!

 

 

¿Crisis en la revisión por pares?

Posted on Actualizado enn

revistas-cientificas

Parece que uno de los temas de actualidad en lo que al ámbito de investigación se refiere es sobre la revisión por pares o peer review. De hecho no es nada nuevo. Cada vez que hablo con un investigador me comenta las vicisitudes que conlleva ser revisor de una publicación científica. Según comentan la mayoría, se trata de un proceso que les lleva mucho tiempo de dedicación y que no tiene reconocimiento alguno, teniendo en cuenta que están haciendo un trabajo para alguien que sí que obtiene beneficios con la investigación, como son las grandes editoriales de revistas de prestigio.

Todo ello creo que queda muy bien resumido en un artículo publicado por el investigador y divulgador científico José Manuel López Nicolás en su siempre interesante blog Scientia, que ha tenido bastante repercusión mediática, y es que creo que expresa muy bien la situación. En el artículo, “La profesionalidad en el sistema de revisión de artículos científicos”, José Manuel,  explica muy claramente el proceso de la revisión por pares y, la verdad, es que a veces la realidad es muy dura.

Estoy muy de acuerdo, como ya expuse en un post anterior, con lo que explica en su artículo, que la revisión por pares debería considerarse como una actividad de investigación más que pudiera añadirse al CV del investigador en la presentación a las diferentes convocatorias y en los procesos de evaluación y acreditación. Seguramente se trata de una tarea más costosa y de mayor responsabilidad y prestigio que algunas de las actividades que sí que computan en el CV y en la evaluación del investigador. En caso contrario creo que realmente si que, en breve, se producirá un problema con la revisión por pares, dado que cada vez la producción científica es mayor, y por tanto el esfuerzo de revisión es más elevado.

Es cierto que uno de los puntos clave de la revisión por pares es el anonimato, pero ¿es realmente necesario el anonimato? ahí si que ya no puedo opinar tanto, a mi modo de ver no lo es, pero si lo es, podría puntuar igualmente solamente dando la acreditación al investigador que ha realizado revisión, por ejemplo de un número X de publicaciones del ámbito tal, como si fuera una puntuación, que a lo mejor podría tener un peso mayor o menor en función del tipo de publicación revisada, pero sin especificar la publicación concreta.

Quizás estoy simplificando demasiado la situación, pero yo también creo que la revisión y evaluación de las publicaciones, se haga como se haga, es importante. A lo mejor no para todo tipo de publicaciones pero para algunas creo que sí, y, actualmente, creo que no vamos por el buen camino con el sistema actual.

¿qué opináis? Me gustaría saber la opinión de algún investigador más que lo esté “sufriendo” también!

 

¿Cómo nos está cambiando Internet?

Posted on Actualizado enn

internet2

El otro día, leí un artículo que me llamó la atención. Como muchos otros, hablaba sobre si Internet nos hace más listos o más tontos, si, por el hecho de tener acceso a toda la información, hace que ya no tengamos que memorizar muchas cosas, que nos volvemos más despistados, etc…

La verdad es que yo opino que estamos ante una disrupción tal, que es difícil saber si es bueno o malo, aunque a mi parecer no se trata de nada malo.

Al igual que cuando sucedió con la revolución industrial, mucha gente pensó prácticamente que se acababa el mundo, esas máquinas haciendo el trabajo que hasta ahora hacían ellos, y ¿qué pasó? nada, evolucionamos.

Por el mismo motivo, la revolución digital o lo que algunos llaman la 3a. revolución, no es más que otro paso que damos, y como tal, genera miedo y desconfianza. Ahora de aquí a afirmar que ya pronto tendremos un Skynet, es decir, una avanzada inteligencia artificial , AI, que dentro de 4 días tomará conciencia de ella misma y destruirá la raza humana…sinceramente, me cuesta de creer, al menos por el momento…

Yo lo veo, de momento, más como una oportunidad que una amenaza. Por ejemplo, en el tema que yo conozco que es la investigación. ¿No es increíble el acceso a un mundo de información que pueden tener actualmente los investigadores? y no sólo eso, sino la posibilidad de creación de grupos multidisciplinares con colegas que viven a miles de kilómetros de distancia o tener más acceso a la financiación o disponer de recursos digitales a los cuales hasta ahora era muy difícil acceder, y todo ¡gracias a Internet!. Yo creo que no nos hace más tontos, nos hace más inteligentes. Tenemos que desarrollar métodos y técnicas que nos sirvan para acceder a toda esa información de forma que la podamos aplicar a nuestros intereses….¿que no hay que memorizarlo? pues igual no es necesario y ¿nos hace más olvidadizos? para nada, tenemos que centrar mucho más nuestra mente en toda esta información.

Hay, eso sí, quien habla de infoxicación, es decir, que actualmente ya hay demasiada información y no podemos procesarla. Es cierto, pero para eso estamos nosotros para “aprovecharnos” de las máquinas para que nos procesen esa información y no tener que acceder a lo que es la información “en bruto”, sino ya trabajada o “limpiada” de manera que la podamos aplicar y, para eso, inevitablemente necesitamos a las máquinas que tanto parece que empezamos a temer. Su velocidad de proceso y su capacidad de “aprendizaje” nos tiene que ayudar. Ahora bien, ¿no es cierto que, aunque una máquina sea capaz de procesar datos muy rápidamente y darnos resultados es casi imposible que haga algunas de las tareas más básicas que realizamos los humanos? pues de momento, aprovechemos las máquinas para nuestro beneficio.

Para mí, estamos en un momento realmente emocionante que, como humanos debemos ser capaces de aprovechar para nuestro propio interés.

¿Qué opináis? ¿Estáis de acuerdo? …

Podéis leer el artículo al que me refiero en el post, aquí.

 

¿Qué pasa con los datos de investigación?

Posted on Actualizado enn

grafo

 

Parece que últimamente solo se habla de los datos de investigación ¿qué pasa con los datos de investigación? por mi experiencia, intentaré resumir un poco donde estamos y cómo ha ido evolucionando, a mi modo de ver…

Inicialmente, la mayor preocupación de las instituciones era tener un repositorio que recogiera toda la información de la institución relativa a la investigación. Lo que parece una cosa obvia y trivial, no se cumplía en muchos casos y muchas universidades y centros de investigación no tenían (ni tienen actualmente) centralizada toda la producción científica que se realiza en su institución. Muchos investigadores publican directamente solo en revistas de prestigio o bien tienen otras actividades recogidas en webs propias o de departamentos, no permitiendo que la institución tenga una visión global de la investigación que se realiza. Esto es realmente una desventaja para la institución, porque conlleva que muchos de los indicadores de producción científica estén por debajo de lo que realmente podrían estar y no se refleja ni en rankings ni en diferentes fuentes de información y comparativas entre universidades que tan de moda se están poniendo.

Si la universidad ofrece un Portal con información sobre la investigación que se desarrolla en la misma, podría perder, por ejemplo, oportunidades de financiación y de visibilidad en los medios.

Así pues, como primer paso es imprescindible tener un sistema de gestión de la investigación que proporcione un repositorio centralizado con la producción científica de la universidad o la institución, garantizando la calidad de los datos que allí se registran, importando el máximo de información de fuentes externas ya validadas como las principales bases de datos comerciales. Con este primer paso, como me han dicho alguna vez desde una universidad: “ahora ya tenemos los datos ordenados”. Así, la mayoría de las universidades disponen de lo que llamamos un CRIS (Current Research Information System). Este sistema, a su vez, debe disponer de herramientas de análisis de datos, que den respuesta a objetivos tan importantes como:

  • La toma de decisiones
  • La financiación
  • el enrollment (atracción de talento)
  • optimización de procesos
  • indicadores de productividad

Con la aparición del movimiento OpenAccess, podríamos decir que la cosa “se complica”, aunque no mucho. Las universidades rápidamente han definido sus repositorios institucionales OpenAccess, donde recogen toda la producción científica que se realiza con fondos públicos, como marca la Ley de la Ciencia. La mayoría de ellos, utilizando el software DSpace. A nivel europeo también “se han puesto las pilas” rápidamente con ello, por la misma normativa a nivel europeo para los proyectos H2020. Así, el siguiente paso natural ha sido el enlace entre el sistema CRIS y el Repositorio institucional, que permita acceder a toda la información, tanto de la referencia de la producción científica, como de la publicación en formato digital, si existe.

Ahora hay que añadir a todo ello el OpenData, donde se promueve que los investigadores publiquen en abierto los resultados de sus investigaciones (los datos de los experimentos, etc..), datos parciales, datasets, en el formato que sea. Para ello, ya están empezando a proliferar las plataformas para la publicación de estos datos.

Todo ello, ha creado un universo de información relativa a la investigación diseminada en multitud de webs, bases de datos, repositorios, plataformas, redes, etc… que hace casi imposible permitir su acceso y análisis y la pérdida de potencial que toda esta información puede aportar al mundo de la investigación.

Es por ello que también se están empezando a desarrollar herramientas que permitan realizar como un mapa conceptual del universo de la investigación en que todo esté relacionado y permita de alguna forma “navegar” entre tanta información, así como proponer resultados y llegar a información que de otra forma sería casi imposible. Para ello, conceptos como el Machine Learning e incluso la AI (inteligencia artificial) deben ayudar a realizar estos mapas conceptuales que permitan este acceso a la información de la investigación. Y eso es en lo que los tecnólogos estamos embarcados y creo que es un reto importante y a la vez emocionante.